Secretos sobre tener un blog

Hace dos años emprendí la aventura de crear The Strawberry Blonde. En las últimas semanas varias personas se acercaron a mí con preguntas sobre lo que es tener un blog, con intenciones de crear el suyo propio. Decidí entonces dedicar esta nota que homenajea los dos años de mi página, para contar la experiencia y los secretos sobre tener un sitio.

 

El paso uno fue animarme. Al principio uno siempre tiene incertidumbres e inseguridades, sobre cómo escribir, qué tono utilizar, qué tan crítico ser o sobre qué tan interesante es lo que uno escribe. Lo importante es animarse a dar el primer paso y comenzar a explorar. El estilo de cada uno se adquiere con el tiempo. Lo más rico de cualquier blog es que su bloguero de su opinión propia, porque el que entra a leer está más interesado en conocer la postura del redactor, a diferencia de cuando entra a una revista, donde busca la noticia.

 

Muchos me preguntaron acerca de WordPress, de los dominios, de los códigos y del diseño. La realidad es que no soy diseñadora gráfica y en estos últimos dos años pude desarrollar con plantillas el diseño de mi página. El secreto fue explorar incansablemente la herramienta, buscar cómo hacer determinadas cosas en Google o en Youtube e ir paso a paso incorporando nuevas cosas a al sitio. Contratar a un diseñador gráfico es clave para una empresa que necesita una web pero, cuando queremos explorar la idea de tener un blog, no es recomendable hacer una inversión tan grande de entrada antes de conocer la experiencia.

 

La constancia es todo. Cuando comencé The Strawberry Blonde publicaba todos los jueves, con suerte me leía mi familia, iba a eventos en los que tomaba fotos, contaba que tenía un nuevo blog y luego escribía sobre ellos. Entonces descubrí que me fascinaba hacerlo. Uno al principio tiene que explorar si le gusta escribir y publicar, los lectores llegan con tiempo y mucha constancia. El blog en sí debe ser el fin de uno y el reconocimiento simplemente un resultado. Si el objetivo de uno es la fama y el blog simplemente el medio para llegar a ella, éste carecerá del ingrediente más importante que debe tener: afición.

 

Hay dos tipos de sitios web, están los que tratan un tema específico, también conocidos como “portales verticales” y los “portales horizontales” que tratan una variedad de temas para atraer a diversas personas con distintos intereses. Estos últimos generalmente son diarios o revistas que cuentan con distintos especialistas en cada tema. A la hora de crear un blog, lo mejor es hablar de un solo tema para atraer a lectores interesados en el mismo. Ser apasionados y tener conocimiento en la temática que uno elije para escribir, es fundamental.

 

Lo más fascinante de la experiencia es sumergirse en ese mundo que tanto nos atrae. Una vez me dijeron que la mejor manera de aprender acerca de algo, es escribiendo acerca de eso. Es esencial leer, entrevistar, ver documentales o vivir una experiencia antes de ponerse a escribir. Es importante proveer a nuestros lectores con información sólida e interesante y para eso, debemos conocer bien el tema.

 

En estos últimos dos años entrevisté a personas con proyectos increíbles, me divertí yendo a eventos de moda en los que las marcas hacen siempre algo distinto para sorprender, leí cientos de libros y artículos de moda, conocí el atelier o el “pequeño mundo” de grandes artistas y vi todo tipo de documental con el objetivo de aprender acerca del tema que más me gusta, para darle contenido a mis lectores. Esta infinita búsqueda de aprendizaje, es lo más increíble de tener un blog.

 

– The Strawberry Blonde