Ahora sí hablamos de moda

Las expectativas eran altas, pero se lograron satisfacer. Dos jueves atrás, Zarvich, la nueva firma demi couture de Florencia Gómez de Salazar y Vivian Sulimovich, protagonizó el lanzamiento de la semana de la moda uruguaya en el edificio Forum de Montevideo y, este fin de semana, causaron furor en su debut como expositoras en MoWeek.

 

Desde que las diseñadoras ganaron la última edición de Lúmina, el concurso de diseño más prestigioso de Uruguay, los fashionistas locales quedamos a la espera de una nueva obra de estos dos grandes talentos.

 

Ambas son diseñadoras de modas. Vivian por su parte estudió además Marketing y Florencia, Bellas Artes. Sin duda, un dúo explosivo. El año pasado su talento se dio a conocer a nivel internacional, durante el Fashion Clash en Holanda, del cual participaron con su pasada colección. Sin embargo, no sorprendería que las volvamos a ver en algún otro evento en el exterior, ya que su colección apunta a venderse principalmente afuera.

 

Inspiradas en los fantásticos y contrastantes paisajes de Islandia y en sus poderosas mujeres, las artistas crearon “Ice & Fire”, una colección otoño-invierno 2018. Costas de arena negra, volcanes latentes y tierras rojizas son sólo algunos horizontes de este exótico país que despertó la creatividad de las chicas Zarvich.

 

Las diseñadoras lograron mantener aquel estilo tan característico que desarrollaron para el Lúmina, en una colección un tanto más “comercial”, es decir, con piezas capaces de ser reproducidas en tiempo humano y ser vendidas a precios abordables.

 

La complejidad de bordados, las sofisticadas estampas y las pieles teñidas y tratadas con ácidos, fueron sólo algunos de los recursos que más impactaron en pasarela, sin mencionar los poderosos hombros bien ochentosos. Sin embargo, la magia de las prendas está tanto en el derecho como en el revés: los pantalones “envivados” y las inmaculadas costuras francesas son algo que en nuestro mercado con poca frecuencia se ve. Esto es también lo que hace de la propuesta de las diseñadoras, una demi couture.

 

A nivel conceptual, el Forum fue el lugar perfecto para presentar su colección. Las emprendedoras usaron un piso aún en construcción para que tanto el espacio como su inspiración tuviesen la misma esencia de algo en crudo y a la vez orgánico. El sonido calmo, las luces azules y el reflejo de los diseños en el vidrio a través del cual se apreciaba el agua de la costa de Montevideo, transportaron a la audiencia a un sitio paralelo, por algunos minutos.

 

Voy a ser honesta, me cuesta concluir mis notas. Pero verdaderamente, ¿qué más puedo decir? ¡Ahora sí estamos hablando de moda en Uruguay!

 

– The Strawberry Blonde