El ojo de Milán

Cristina

Del 8 al 12 de mayo la reconocida periodista italiana Cristina Morozzi visitó Argentina, Uruguay y Paraguay con el fin de brindar dos charlas en cada destino: “Design Trends 2017 from Milano Salone del Mobile” y “Be Curious and be brave”. Morozzi es actualmente la directora de diseño del Istututo Marangoni en Milán, curadora de diversas exposiciones de arte, consultora de importantes empresas de diseño y periodista de reconocidas revistas y diarios de arte, moda y diseño. Fue durante nueve años la directora de la revista Modo y editó diversos libros, entre los que se destaca Terrific Desgin.

 

La mujer a la que TL Magazine bautizó como “The eye of Milan” estuvo el 10 y el 11 en Montevideo y tuve el agrado de poder entrevistarla en su primer visita a la ciudad.

 

Cada día hay más tendencias y las mismas se desvanecen vertiginosamente. Mi primera pregunta fue si creía que esto se perpetuaría con la misma esencia y ritmo en los próximos diez años. Su respuesta fue afirmativa, “porque estamos habituados a tener cosas nuevas y eso no cambiará”. Asegura que la variedad que nos proporcionan las tendencias es una riqueza y que sería aburrido renunciar a ella. Enfatiza en que hay siempre un revival, pero son los clásicos los que a la larga trascienden.

 

Mi segunda pregunta fue cómo sabe anticiparse a lo que se impondrá en moda y en diseño. “No existe una regla ni hay ningún secreto, es una sensibilidad que se cultiva teniendo cultura general, curiosidad, seguridad y un poco de buen gusto. Hay algunas tendencias que son más evidentes que otras y muchos tienen distintas visiones acerca de lo que se viene porque no son parámetros fijos” explicó Morozzi.

 

Mencionado el buen gusto, le pregunté si éste existe y se educa o, si es algo relativo. “Existe. Una parte es innata, dado que hay personas que instintivamente tienen buen gusto pero, también se puede educar, por ejemplo, mirando cosas de calidad. Es una responsabilidad cuando los diseñadores trabajan en sus desfiles, proporcionarles contacto con la estética. No hay un solo tipo de buen gusto, debe existir la posibilidad de poder elegir. El ojo es un músculo que se debe ejercitar para tener la capacidad de apreciar. El gusto, sin embargo, es personal, cada uno construye su estilo y sus preferencias en base a su cultura, su sensibilidad y su educación. Los primeros años de vida determinan mucho en esto”  aseguró la italiana.

 

Para finalizar, le pregunté con cuál de todas las actividades que realiza se quedaría si tuviese que elegir sólo una. Morozzi afirmó que no sería capaz de hacer una sola cosa y que por eso es difícil elegir, pero con cierta firmeza, respondió que se quedaría con el periodismo. Esta última respuesta refleja la esencia de una persona curiosa, inquieta y observadora, haciendo evidente el motivo de su apodo “The eye of Milán”.