Animarse a ser diferentes

La sociedad, la cultura, la estación del año y principalmente las tendencias, son factores que tienden a unificar el modo de vestir de una sociedad.

 

Los key items y los colores de cada estación se convierten en una propuesta posible de encontrar en todas las vidrieras. A veces las temporadas se vuelven algo uniformes, si bien nunca faltan las marcas que se destacan por su originalidad.

 

A varios diseñadores, como por ejemplo a Carolina Herrera, les disgustan las tendencias, debido a que aseguran que hacen que todos luzcamos iguales. Karl Lagerfeld afirma que son un demodé. Otros no dejan de utilizarlas debido a que proporcionan actualidad y ayudan a que una colección se comercialice mejor.

 

Vestirnos de manera similar al otro en una sociedad, ayuda a integrarnos, a sentirnos cómodos y ser parte de ella. Sin embargo, cuando todo se vuelve demasiado semejante, se convierte un tanto aburrido.

 

Un consejo clave para lucir actuales de manera diferenciada es combinando una prenda de tendencia con accesorios acertados y otros ítems que sean originales pero de corte clásico que no estén particularmente a la moda, personalizando así, la temporada a nuestro estilo.

 

Otra manera de distinguirnos es no pensar tanto en lo que se usa, sino en lo que nos representa como personas. Qué colores, cortes, prendas o accesorios hablan de de nosotros y por nosotros.

 

¿Alguna vez dejaron de comprarse algo por lo que pensarán los demás?, o tal vez ¿por no tener ocasiones para usarlo? ¿Alguna vez dejaron de atreverse a algo osado, muy a pesar de que sus pulsaciones aumentaban por ello? Si la respuesta es sí, mi invitación es a animarse.

 

Si lo que los detiene es el miedo al rechazo, lo más importante es saber que no se puede agradar a todo el mundo. Aquellos que nos quieren, nunca nos juzgarán por un toque de creatividad en nuestro atuendo. De hecho, probablemente les divierta y se inspiren…

 

Los tiempos cambiaron y no hay que esperar a tener una ocasión especial para usar algo osado o innovador a no ser que sea un vestido de gala. Hoy, vale todo durante el día, y los toques de extravagancia se pueden contrarrestar hasta con un jean.

 

Ser y vestirse diferentes tiene más ventajas que desventajas. En el ámbito laboral, habla de una alternativa creativa y diferente que se destaca de la media y, en el ámbito social, habla de una persona divertida y con una personalidad fuertemente definida. Nunca es demasiado tarde para animarse a ser diferentes.

 

Créditos:

http://www.zimbio.com

http://www.refinery29.com

http://missbish.com

https://media1.popsugar-assets.com