El mundo detrás de las gafas negras

 

 

Para mi, no hay mejor regalo que me puedan hacer, que un buen libro. Hace unos meses atrás, mi mamá me trajo de París, uno que sabía que me iba a encantar de mi créateur preferido.

 

Le monde selon Karl” se llama el texto que hoy les recomiendo si la moda les apasiona. Es muy fácil de leer porque son todas frases cortas del ilustre diseñador y si son fieles seguidores, les puedo asegurar que los sorprenderá con su curioso humor.

 

En lo personal, me fascinó poder espiar detrás de sus enigmáticas gafas negras y de esa mente tan creativa y brillante. El libro fue además una buena oportunidad para practicar mi francés, pero se encuentra también en inglés como “The world according to Karl” y en español como “El mundo según Karl”.

 

Me tomé unos días para seleccionar mis diez frases preferidas y traducirlas para compartirlas con ustedes. Espero que las disfruten sean o no amantes de la moda.

 

  • Si me preguntan qué de la moda me hubiese gustado inventar, respondería: la camisa blanca. Para mi, una camisa es la base de todo. Todo lo demás, viene después.

 

  • El personaje que envío a los medios es una marioneta. Yo soy el que tiro de las cuerdas. Lo esencial, es que la tengo bien sujeta.

 

  • Odio en esta profesión, a las personas que se estancan en una determinada época y buscan que el mundo se enloquezca. El mundo no se equivoca, cambia.

 

  • La tendencia es el último estado antes del demodé.

 

  • La moda es como la música: tiene tantas notas… Hace falta jugar más con ellas, que cada uno haga su propia pequeña melodía.

 

  • La moda es como el océano o como el amor… viene como una ola.

 

  • La moda es efímera, peligrosa e injusta.

 

  • Deben ser cinco las personas en el mundo que con sus críticas me afectan. Las del resto, con respecto a lo que hago, me dan igual.

 

  • El estilo Chanel es un “ego-trip”. Ella diseñaba todo como si fuese para ella. De ese modo, se impuso.

 

  • Coco inventó tantas cosas: el “total look”, fue la primera en querer un perfume de mujer con aroma a mujer para ella misma y joyería para sus colecciones. De los sombreros al calzado, de la cadena de la correa a la camelia y de los nudos de las corbatas a los sacos, ella le dio prestigio a los accesorios, haciendo de lo inútil, algo indispensable.

 

 

Text: “Le monde selon Karl”. Editorial: Flammarion. Writers: Jean-Cristophe Napias and Sandrine Gulbenkian.

Imagen portada: www.fashionista.com