Mercedes-Benz Fashion Day

 

Hace una semana atrás, la moda en Montevideo puso primera y el pie en el acelerador con el primer Mercedes-Benz Fashion Day.

 

Este desfile se lleva a cabo en todas las ciudades del mundo en las que la moda no pasa desapercibida y esta vez Uruguay se sumó a la lista de este prestigioso programa, en el que la automotora convocó a los máximos referentes de la moda, de la mano de la revista Dress, y de Magma presentando sus más prestigiosas marcas: Jazmín Chebar y las recientes incorporaciones llegadas del viejo mundo: MM6, Kenzo y Missoni.

 

El acontecimiento se realizó un mediodía “de almanaque” como dirían los suizos, porque el día soleado fue casi un milagro entre sucesivos días de lluvia que se instalaron en la ciudad antes y después del evento. Los jardines de la antigua casona de Carrasco fueron el escenario perfecto para el despliegue, que por momentos me hacía sentir dentro de un pequeño castillo en Reggio Emilia.

 

Mi perfeccionismo innato me lleva a poner “peros” cada vez que tengo que evaluar un evento de moda. Pero esta vez, no fue el caso. Toda la mise en scene fue exquisita: las mesas, los arreglos florales, los jardines convertidos en una gran pasarela, pero lo que más me gustó, fueron los invitados vestidos con picardía, diseño, tendencias y color.

 

Tuve la suerte haber sido invitada a colaborar durante el armado previo lo cual me ayudó a percibir el verdadero espíritu del acontecimiento, en el que se vivió en todo momento un clima de mucha colaboración que se percibía en cada uno de los que desde muy temprano en la mañana, habíamos ido a dar una mano.

 

La apertura fue con la nueva temporada de Jazmín Chebar, marca que cada vez más fusiona lo osado de Jazmín, con lo clásico de Chebar en cada una de sus prendas, evolucionando e innovando sin perder su auténtica identidad.

 

MM6 sacó a relucir sus modelos con cierto misterio, sorprendiendo a los espectadores con máscaras de lentejuelas que se veían muy bien con la colección, aunque debo confesarles que en el backstage no les tenía mucha fe. Para los que no conocen la marca, es como la Miu Miu de Prada pero de Maison Margiela, y hablando de Roma, siento que a esta marca le falta explorar su identidad ya que los cuellos de piel de esta temporada son idénticos a los que propone Prada para este invierno. Igualmente, como colección en general me gustó.

 

Le siguió Kenzo con un interesante tono de rojo para levantar el ánimo durante la temporada fría, y su siempre atractiva propuesta del streetstyle.

 

El último y mi favorito fue Missoni. Sus hipnotizantes texturas le dan a la marca una impronta sofisticada, totalmente particular y su paleta cromática es vibrante y divertida.

 

El Mercedes-Benz Fashion Day resultó ser un éxito, con buenas repercusiones tanto de los medios como de sus casi trescientos invitados. ¿Se convertirá en un must de la moda como en el resto del mundo? No dudo que con este arranque, sea así.

 

This slideshow requires JavaScript.