Mirar la vida con otros ojos

Se viene el verano y a muchos nos vienen ganas de renovar el accesorio que nos acompaña toda la estación.

A veces nos pasa de comprarnos un par de lentes que nos gustó en una foto y al tiempo nos damos cuenta que en realidad no era el que más nos favorecía. Hubo también en los últimos años un furor por los Ray Ban, que si bien son anteojos clásicos, creo que los accesorios deberían ser un punto de distinción en nuestra vestimenta. Todos podemos ponernos un jean con una camisa blanca y no es para nada algo poco original, pero si todos usamos los mismos lentes, las mismas carteras o el mismo calzado, todo se vuelve algo aburrido.

Por eso se me ocurrió, antes de que empiecen oficialmente los días soleados, darles un par te tips para elegir un buen par de lentes, y contarles uno de mis piques a los uruguayos y a los que veraneen en el Este, de dónde encontrar un par de lentes totalmente diferentes y exclusivos.

 

10 tips para elegir un buen par de anteojos:

  • A menos que seas una de esas personas que no pueden resistirse a una compra de lentes, estos deben renovarse cada tres años.
  • Nunca compres un par de anteojos sin antes probártelos. Los encargos al extranjero pueden ser tentadores, pero si nos equivocamos en el talle, este habrá sido en vano.
  • Deben ser proporcionales tanto al tamaño de nuestro rostro como al de nuestro cuerpo, por eso es recomendable mirarse en un espejo de cuerpo entero al probarlos.
  • Si bien depende del rostro de cada uno, ante la duda, los marcos ovalados son siempre más favorecedores.
  • Los anteojos que más nos benefician son aquellos que siguen la línea de nuestras cejas. Con lentes de sol estas deben quedar adentro del marco y con los de leer por encima.
  • En cuanto al color, debemos optar por aquellos colores que sabemos que nos favorecen tanto a la hora de vestirnos como a la de maquillarnos. Un lente del mismo color que nuestro cabello nunca puede quedar mal.
  • Siempre debemos buscar la comodidad del accesorio, estos no deben quedarnos ni flojos ni ajustados. Es importante sentir que estos acompañan nuestra manera de ser.
  • Las alitas que se apoyan en la nariz deben calzar chatas sobre esta, para que nos quede cómodo.
  • El ojo debe quedar centrado en el medio de la lente, o en el tercio superior.
  • Encontrá un par de lentes que nadie más tenga, pueden haber anteojos clásicos que tengan un toque diferente a los de los demás. Se diferente en la elección de tus accesorios y si sos valiente ¿Porqué no unos bien divertidos y llamativos?

 

En cuanto a dónde… mi respuesta es sin duda Óptica Nova.

Después de quince años en el mercado, la óptica decidió salir del molde con su nueva colección 2016 llamada “NOW”, la cual viene con propuestas diferentes y artesanales de marcas exclusivas de Óptica Nova. Estas son Komono, Bob Sdrunk, Spektre, Illesteva, Italia Independent, Jfull, Etnia Barcelona y Res-Rei.

Inspirados en el Street Style, la óptica decidió recorrer ferias, boutiques y callecitas perdidas en Europa y Norteamérica para traernos modelos únicos de las marcas mencionadas. Me resulta tan fabuloso saber que hay un lugar en donde uno puede comprarse algo que nadie más tendrá y que finalmente alguien le diga basta al bostezo usar todos el mismo par de lentes.

Sin embargo, los clásicos de siempre como Ray Ban, Ralph Lauren, entre otros, se mantienen para aquellos que no prefieren una nueva propuesta, lo cual va con el estilo de cada uno.

La calidad y el diseño de la nueva línea es algo a resaltar. La originalidad no se queda en las formas sino que también en los estampados. ¡Incluso hay unos lentes que cambian su diseño según la temperatura a la que estén expuestos! Fascinante, sin duda.

No puedo dejar de mencionar la entretenida presentación de la nueva línea en la MoWeek hace un par de semanas, con el DJ Diego Maciel pasando tec y deep house, y 7 Monos deleitándonos con su sabroso café tostado, el cual fue tan exclusivo como la nueva colección de la óptica.

Sin duda hacía falta que alguien propusiera una vanguardia, ya que en Uruguay no había nadie que trajera lentes divertidos y diferentes para poner ante nuestros ojos y ver la vida con una óptica moderna.