British Fashion Awards

El British Fashion Awards es uno de esos eventos del año que ningún amante de la moda puede pasar por desapercibido. Sentarme a pasar las fotos de la alfombra roja en la página de Vogue UK fue sin duda el evento más emocionante de mi semana. Terminé por definir cuales fueron mis estilos preferidos de la noche para compartir con ustedes.

 

Sería un pecado no comenzar por los reyes de la noche: Karl Lagergeld y Anna Wintour. El rey de la moda, por supuesto que no pudo quedarse con una misma chaqueta toda la noche, este que vemos en la imagen fue tan solo su primer atuendo, el segundo fue también plateado con un estampado animal print lo cual me sorprendió muchísimo viniendo de Karl. Lo que no me sorprendió fue que el ícono de la moda ganara el premio más importante de la noche: el Outstanding Achievement Award.

 

Sin duda, una de las mujeres más elegantes fue Arizona Muse, vestida por Ralph & Russo.

La modelo ganadora del año, Jourdan Dunn fue indiscutiblemente la más seductora de la noche con su espalda al desnudo y su pierna descubierta. Supo mantener la elegancia a pesar de estar sumamente exhibida, lo cual es muy meritorio.

Karlie Kloss, Laura Bailey y Amanda Harlech eligieron lo mismo que yo hubiese elegido para la ocasión: un notable vestido de Chanel. De los tres, creo que me quedo con el de Amanda.

Bastante jugada pero con un fantástico resultado, Cheryl Fernandez Versini optó por un transparente vestido de Sergio Rossi increíblemente bordado y combinado con botas negras altas.

 

Rosie Huntington Whiteley lució simplemente sensacional con su vestido escotado de Burberry.

El look andrógino de Victoria Beckham está entre los primeros de mi lista de favoritos. Sin embargo, no logro entender es su expresión facial la cual aparece reiterada en diversas fotos, si bien a ella cualquier cara le queda bien.

Erin O’Connor sorprendió con un exótico vestido de Giles, el cual después de mirarlo por unos minutos, me gustó bastante.

Finalizando con los hombres, el estilo de Tinie Tempah me resultó divertido y diferente, pero el de Patrick Grant con su traje de lana lejos mi favorito.