Entrevista a Azul Caletti

Hoy en día, ser modelo y alimentarse de manera saludable no es la combinación más usual. La presión que reciben las divas de la pasarela por estar por debajo de “en forma”, es fuerte. No todas las que vemos en la pasarela son así por genética, sino que por su mala alimentación.

En el caso de Azul Caletti, como seguramente de tantas pocas otras, ella nació con la suerte de “como y no engordo”, pero además Azul es una persona equilibrada que come sano, variado, porciones normales, hace deporte, y que nunca le dice que no a una rica pizza.

Nació en Buenos Aires, Argentina, pero hoy en día vive gran parte del año en Europa ejerciendo su profesión. Es modelo internacional; en Argentina de la agencia LO Management y en Milán de Why Not. Se dedica a hacer desfiles de haute couture y fotos para revistas y marcas importantes del mundo de la moda. Entre otras marcas, desfiló para Prada, Kenzo, Missoni, Marni y Christopher Kane y hizo fotos para marcas como Zara, Calvin Klein, Mango, entre varias más y revistas como Elle, Parati y Harper’s Bazaar.

 

AC: Azul Caletti

TSB: The Strawberry Blonde

 

TSB: Azul, ¿cómo y a que edad empezó tu carrera como modelo?

AC: A los 12 años mandé fotos vía web a una marca de ropa y me eligieron para desfilar. Llevo ya casi 10 años de trayectoria.

TSB: Y hoy en día, ¿cómo es tu vida de modelo a lo largo del año?

AC: Trabajo en Buenos Aires, París, Barcelona y Londres principalmente. El día de una modelo consiste en hacer castings si es que no tiene un shooting o un desfile programado.

TSB: En este mundo del modelaje, ¿aproximadamente qué peso y qué altura te exigen para ser modelo?

AC: Te exigen aproximadamente un mínimo de altura de 1.76 metros y no se fijan en el peso sino en las medidas, las cuales deben ser de un mínimo de 88-65-89. El ideal es 80-65-87.

TSB: En el entorno en el que te moves, ¿podes estimar cuantas modelos en diez sufren de problemas de alimentación?

AC: Cuatro de diez en algún momento de su carrera sufrieron o sufren de desórdenes alimenticios.

TSB: Contanos, ¿conviviste alguna vez con otras profesionales como vos que tuvieran desórdenes alimenticios?

AC: Sí, conviví con una chica que no comía en todo el día hasta que llegaba la noche y comía muchísimo y después lo iba a vomitar. Tenía bulimarexia.

TSB: ¿De dónde decís que estas chicas recibían tanta presión con respecto a sus medidas?

AC: La presión viene mismo de las marcas que son las que exigen las medidas, pero al mismo tiempo de las agencias que les permiten a las marcas exigir esos pesos. Las agencias entonces presionan aún más a las modelos para que estas sean parte de los desfiles de marcas.

TSB: A vos que sos tan flaquita pero que se nota que también sos super saludable (lo más lindo de todo), ¿alguna vez te pidieron que redujeras tus medidas? Si es que sí, ¿hiciste algo al respecto?

AC: Sí, me pidieron que bajara la medida de mis caderas, por eso decidí dejar los desfiles y enfocarme en gráficas, donde son exigentes pero no piden medidas completamente desmesuradas. Piden 86 cm de cadera para los Fashion Weeks, lo cual es muy poco.

TSB: En el futuro, ¿te gustaría dedicarte a alguna otra cosa que no sea el modelaje?

AC: Me gustaría estudiar nutrición.

TSB: ¿Pensas que el mundo de la moda en el que te moves tuvo algo que ver con querer estudiar nutrición?

AC: Puede ser que me haya empezado a gustar cuando empecé a averiguar cómo comer rico y sano a la misma vez.

TSB: Si le tuvieses que dar un consejo a chicas que son, quieren ser, o están arrancando a ser modelos, con respecto a su alimentación ¿Cual sería?

AC: Que tienen que tener siempre en claro cuales son sus límites.

TSB: Para terminar con preguntas más alegres, ¿qué es lo que a vos más te gusta de ser modelo?

AC: Siempre fui una persona muy tímida, pero una vez que estoy enfrente a la cámara o desfilando ¡la timidez se evapora!

TSB: ¿Cuál fue el desfile o la producción que más te divirtió que te acuerdes?

AC: Fue hace poco para una revista alemana, donde las otras modelos eran muy divertidas y además no teníamos que posar, simplemente comer caramelos, hablar entre nosotras y divertirnos.

TSB: Bueno Azul, ¡muchísimas gracias por la entrevista! Sos realmente una modelo ejemplar para todas y es muy reconfortante saber que hay chicas con un carácter como el tuyo que no se dejan mal influenciar cuando se trata de la salud!

AC: De nada Cami, ¡fue un placer!